Colocar un buen título a tus productos es uno de los aspectos más importantes de la configuración, ya que le comunica a tu cliente qué es lo que estás vendiendo.

Un buen título de producto debería ser: 

  • Descriptivo: Alguien que no conoce el producto debería entender de qué se trata. Ejemplo negativo: "Zapato". Ejemplo positivo: "Bota Cowboy color suela".
  • Corto: Manteniendo lo que dijimos recién (que sea descriptivo), en la menor cantidad de palabras posible. Menos es más. Ejemplo negativo: "Delicado Ramo de 12 Rosas Cortadas del Jardín de una Princesa". Ejemplo positivo: "12 Rosas Delicadas". 
  • Simple: Evitar todo tipo de vocabulario técnico o palabras que confundan al cliente. Ejemplo negativo: "Mouse inalámbrico de conexión 802.11n". Ejemplo positivo: "Mouse inalámbrico WiFi".

Siguiendo estás prácticas, vas a tener títulos mucho más atractivos tanto para tus clientes como para los buscadores (Google, Yahoo, Bing, etc), logrando así que tus productos sean más fáciles de encontrar tanto en tu tienda virtual como en los buscadores.

¿Encontró su respuesta?